Como afecta el frío a la batería de tu coche

Cambiar la batería del coche en invierno es algo tan habitual que en España se venden cuatro millones y casi el 70% de ellas se cambia en invierno. La antigüedad del coche es otro factor determinante. La mayoría de cambios de batería se producen en coches de más de cinco años.

La batería es un elemento que pasa totalmente desapercibido. Debemos tener en cuenta las temperaturas extremas, la frecuencia de uso, los trayectos cortos y la antigüedad del vehículo, como factores determinantes. Todos influyen en la potencia de arranque.

Qué le pasa a la batería en invierno

El frío y la humedad influyen mucho en la potencia de arranque de la batería. Para evitarlo es necesario protegerla de bajas temperaturas o cuanto menos, mantenerla en buen estado.

Cambiar la batería del coche en invierno

El gasto energético de un coche en los meses más fríos, aumenta. Por ello, el trabajo de la éste elemento de carga del vehículo, se intensifica y le cuesta más arrancar el coche. La temperatura también es un factor determinante. Son muy sensibles a temperaturas extremas y sobre todo a las bajas.

Revisar la batería

Podemos detectar su estado mediante sistemas como medidores de carga, visualmente (si los bornes están blanquecinos) o por el testigo. Conviene revisar éste elemento porque es posible evitar los problemas de arranque si se toman medidas como comprobar su estado con regularidad. Sobre todo si el coche tiene más de cinco años. Podemos comprobar su estado nosotros mismos o si tenemos dudas, acudir a un profesional.

Puedes aprender más sobre el funcionamiento de la batería en éste vídeo.

Antigüedad del coche

A medida que el vehículo envejece la corrosión, sulfatación y el propio paso del tiempo pueden hacer que la potencia de la batería se reduzca.

¿Necesito cambiar la batería?

Para cambiarla se requieren conocimientos específicos debido a la interconectividad con otros componentes del coche. Si se interrumpe la alimentación del coche y por consiguiente el sistema informático, los datos en las unidades de control pueden perderse. Sucede sobre todo en coches nuevos en los que los elementos eléctricos son más abundantes y primordiales para el funcionamiento. Si eso sucediera, tendríamos que reprogramar componentes eléctricos como la radio y las ventanas. Lo más aconsejable es acudir al taller y dejar el coche en manos de profesionales.