Limpiar el motor de tu coche

Vamos a aprender a limpiar el motor del coche de una forma adecuada. El motor es el corazón de nuestro coche. Alargaremos su vida útil y evitaremos averías por corrosión o suciedad en el motor del coche.

Limpiar el motor del coche
Es más sencillo de lo que parece. Sin embargo, tenemos que tener mucha precaución con los elementos eléctricos, que serán más comunes y abundantes en coches más nuevos. Si tenemos dudas es mejor dejar el coche en manos de profesionales.

Os damos unos consejos por si os animáis a hacerlo vosotros mismos.

Dónde

Busca un lugar con sistema de tratamiento de aguas residuales. Los líquidos que se desprendan de la limpieza, son tóxicos y nocivos para ti y el medio ambiente.

¿Qué necesito?

– Pistola de aire a presión
– Agua tibia
– Plásticos, bolsas y cinta aislante
– Producto desengrasante (los hay específicos para limpieza de motores)
– Brochas
– Producto para limpieza del motor general
– Toallas de micro-fibra

Frío o caliente

Generalmente lo normal es limpiar el motor entre frío y templado. Podemos arrancarlo un minuto antes de comenzar a limpiarlo. Al estar un poco más caliente, la suciedad se eliminará mejor. En algunos casos cómo cuando el motor lleva mucho tiempo sin limpiarse o acumula mucha suciedad, será mejor que esté más caliente. En todo caso, nunca debemos hacerlo a una temperatura superior a 20ºC, pues puede ser peligroso tanto por quemarnos, cómo por la evaporación de los líquidos que vertamos para limpiarlo. Para motores con mucha suciedad lo más conveniente es llevar el auto a un mecánico para realizar una limpieza a vapor.

Aire a presión

Lo primero es eliminar la suciedad de polvo, hojas de árboles, etc, por lo que el aire a presión en los recovecos es la mejor solución. Lo pasaremos por todos los recodos y esquinas eliminando ésta primera capa de suciedad.

Impermeabilizar

Éste paso es bastante delicado. Actualmente los coches tienen muchos elementos de funcionamiento eléctrico que dejarán de funcionar si hacemos una limpieza incorrecta al entrar agua en éstos elementos. Por ello hay que impermeabilizar los componentes eléctricos, batería, distribuidor, carburantes, filtros… Los cubriremos con plástico y cinta aislante.

Debemos también desconectar la batería. Primero el negativo, después el positivo.

Si tenemos dudas en éste punto, será mejor que consultemos a profesionales para evitar averías derivadas de una limpieza incorrecta.

El motor

Desmonta la tapa de plástico que recubre el motor. Moja el motor con un poco de agua tibia y usa el limpiador desengrasante con la ayuda de una brocha para ir limpiando la suciedad del motor. Evita que el agua y el jabón se sequen. Acláralo a continuación con abundante agua. El aclarado es realizado, por algunos (no recomendable en coches más nuevos con sistemas eléctricos más sofisticados), con una manguera a presión. Si utilizas éste método, procura hacerlo a una distancia de unos 50 cm entre la manguera y el motor y evita acercar la manguera a los elementos eléctricos cubiertos. Para secar el motor podemos utilizar nuevamente la pistola de aire a presión, secarlo con una toalla o dejar el capó abierto en la sombra.

Otras partes

Para limpiar el resto de partes debemos usar productos específicos para limpieza del motor. No se recomienda el uso de abrillantadores, que pueden dañar gomas y cauchos del sistema. Con mucho cuidado y sin mojar nada, pasaremos un trapo limpio por las zonas con plásticos y la superficie en general utilizando un producto específico para limpieza de motor.

Encender el motor

Una vez limpio, quita los plásticos que utilizaste para proteger las partes eléctricas. Vuelve a conectar la batería, ahora al contrario, primero positivo, después negativo. Si las partes eléctricas tienen suciedad, pasa un trapo o una brocha seca con mucho cuidado.

Es recomendable esperar un par de horas para volver a encender el coche. Cuando lo hagamos, dejaremos el coche encendido dos o tres minutos, viendo y oyendo el motor para saber si hace algún ruido o hay alguna cosa que no esté correcta tras la limpieza.

Si hemos ido a un lavadero con sistema de tratamiento de aguas residuales, quizás no podemos esperar un par de horas. En ese caso, arrancaremos el coche y lo dejamos unos minutos para que la humedad se disipe más rápidamente.

Si tenemos dudas siempre podemos consultar el manual del fabricante, que normalmente, indica cómo conservar en buen estado el motor del vehículo.

El motor es la parte más importante de tu vehículo. Mantenlo limpio y cuidado. Puedes hacerlo tú mismo o dejarlo en manos de profesionales.